Preguntas frecuentes

La Orientación Vocacional es el proceso mediante el cual las personas toman una decisión profesional, ocupacional o laboral vinculada con sus intereses, gustos y aptitudes.

Los procesos de Orientación Vocacional están recomendados para las personas que no sepan qué carrera u oficio estudiar, o que ya hayan tomado una decisión al respecto y estén dudando respecto a la misma.

No, no es lo mismo. El trabajo de Orientación Vocacional que realizamos desde Elijo Ser es mucho más abarcativo que la mera aplicación de un test, ya que se trabaja en el conocimiento de uno mismo, la identificación de los gustos e intereses, la información respecto a las diferentes posibilidades de estudio que el mercado ofrece, en el marco de un espacio de reflexión que permite este trabajo en conjunto con los participantes. Dentro del proceso, y en función de cada caso, se aplican tests de identificación de intereses, que proporcionan información de utilidad para la toma de decisión vocacional, pero que no es la única herramienta.

Si, claro. El proceso de Orientación Vocacional puede hacerlo cualquier persona que esté dudando respecto a una decisión profesional / ocupacional tomada, incluso si se encuentra cursando en la universidad, o también si ya finalizó sus estudios universitarios.

Los padres son siempre parte fundamental del proceso, aunque esto no implique que acompañen a sus hijos a las sesiones. La participación de los padres es de carácter opcional. Generalmente se coordina una instancia de devolución con los padres, pero está sujeto a analizarlo en conjunto con el joven.

Si, claro. Los padres son parte del proceso de Orientación Vocacional de los hijos, ya que son quienes están en contacto permanente con ellos, por lo cual es parte de su deber: acompañarlos en su proceso de elección vocacional sin presiones, respetando los tiempos y momentos de cada uno, analizar en conjunto con ellos sus intereses principales, habilidades y fantasías respecto a su futuro y evaluar en conjunto las posibilidades profesionales actuales teniendo en cuenta el mercado laboral y las posibilidades de cada familia.

Esto a veces sucede y lo importante es poder tomar la decisión considerando todas las realidades: familiar, social, económica, laboral y personal; ya que si se toma la decisión únicamente en función de la presión familiar, esto podrá conducir a sentimientos de frustración y desmotivación en el futuro.

No hay una mejor que la otra. La grupal permite el intercambio con los demás compañeros y puede ser más lúdica y dinámica. Se suele trabajar de esta manera en colegios y liceos, así como también en grupos más reducidos que se forman de compañeros/amigos. Por otro lado, la Orientación Vocacional individual permite un trabajo más profundo y personal con el participante.

Se trabaja en modalidad de talleres grupales o encuentros individuales de carácter semanal. En general, los procesos implican cuatro - cinco encuentros y una posterior devolución a los padres, en caso de considerarse apropiado.

Nuestra propuesta de trabajo en el campo de la Orientación Vocacional consiste en acompañar a los jóvenes en la construcción de sus proyectos personales de futuro, mediante un proceso de trabajo que les aporte herramientas útiles para tomar la decisión vocacional ocupacional. No apuntamos a decirles qué deberán estudiar, sino acompañarlos a que sean ellos mismos quienes lo descubran.